El Cetorca

Y un día
me escapé de este mundo
para volver a ser
una mañana
y salir el sol y detrás de la casa,
la cara de una flor
que me miraba.


< Volver